INVESTIGACIÓN ACTUAL

McCune Wright Arevalo, LLP está investigando amplias acusaciones de que empleados y gerentes de Wells Fargo Bank guiaron a clientes para inscribirse en un costoso programa de sobregiro sin su consentimiento informado, en preparación para presentar una demanda colectiva contra el banco en favor de los clientes perjudicados financieramente por esta práctica.

De acuerdo con las regulaciones federales establecidas desde 2010, los bancos pueden solamente incluir servicios de programas de sobregiro en la cuenta de un cliente si el cliente proporciona un consentimiento informado (en otras palabras “es opcional”) aceptando dichos servicios. Los servicios del programa de sobregiro permiten que las transacciones de una tarjeta de débito o ATM, se aceptan aún cuando no hay suficientes fondos en la cuenta del cliente, pero el costo para el cliente es a menudo extremadamente alto. Generalmente, los grandes bancos cobran tanto como $35 por el servicio de sobregiro, lo cual puede dar como resultado cientos de dólares en cobros para clientes que están luchando para poder llegar al fin de mes y que además ni siquiera estaban al tanto de este servicio o de la acumulación de estos altos cobros. De acuerdo con un informe del Wall Street Journal, Wells Fargo Bank, que ya se encuentra bajo críticas por abrir varios millones de cuentas a nombre de clientes sin su consentimiento, podría haber permitido a sus empleados y gerentes, agregar los servicios del programa de sobregiro a cuenta de clientes sin su consentimiento como está determinado federalmente, resultando posiblemente en incalculables cantidades de daño financiero para dicho clientes.

McCune Wright Arevalo, LLP, un bufete de primera categoría en litigios complejos y demandas colectivas en el Inland Empire, tiene experiencia en las desleales prácticas de sobregíros de Wells Fargo, habiendo obtenido un fallo por 203 millones de dólares en su contra en favor de clientes de California a quienes se le ha aplicado cobros incurridos por sobregiros debido a la tergiversación del banco de sus prácticas por sobregiros. Si usted ha tenido que pagar por sobregiros de transacciones de su tarjeta de débito o ATM y tiene razones para sospechar que los empleados de Wells Fargo no le proporcionaron la información requerida o no recibieron su consentimiento para tener cobros del programa de sobregiro o fue presionado para otorgar un consentimiento afirmativo, por favor contáctenos. Nosotros estamos muy interesados en conversar con clientes que abrieron una cuenta nueva en alguna sucursal durante los últimos dos años. Esperamos ayudarle a obtener la recuperación financiera que se merece.

Llámenos para una consulta gratis sobre su asunto legal al 877.557.1250 o llene el formulario de más abajo.